Mi Costilla es un Hueso (1932)

Género: Historieta cómico-vodevilesca en un prólogo y nueve cuadros.

Texto: Joaquín Vela y Enrique Sierra.

Música: Francisco Alonso.

Estreno: 14 de octubree de 1932, en el Teatro Maravillas, de Madrid.


Intérpretes del estreno: Amparo Miguel Ángel. Amparo Taberner. Pilar Perales. Sara Guasch. Amparito Perucho. Amalia Ballesta. M. Neira. M. Ligero. P. Gallego. E. Parra. E. Stern.


Sinopsis: Un marido burlado apuesta, con una sociedad de estímulo a la virtud femenina, que hará pecar a una mujer casada elegida por sorteo en el plazo de un año. Resulta "agraciada", la ropbuista dueña de una juguetería cuyo castizo marido, que se finge gran duque ruso para acreditar su establecimiento, entra a participar en la apuesta, pero con trampa, porque sustituye a la esposa por una casquivana vedete que es su amante. Tras los viajes necesarios para exhibir cuadros exóticos (Madrid, Barcelona y California), se descubre el enredo y se baja el telón.



La prensa de la época destacó el uso en la orquesta, por primera vez, del vibráfono y del banjo, el buen gusto en la presentación y la gracia de una caricatura de la ópera rusa.



Entre los números musicales que más se aplaudieron figuran uno titulado "Muñequitas de trapo", otro protagonizado por cowboys, el denominado "Las niñas del bar", el de las "modistillas y estudiantes", el ya citado "parodia rusa" y dos de evidente inspiración madrileña: "Las mañanitas del Retiro" y el "Chotis de Nicéforo", quie se hizo popularísimo enseguida.


Sobre esta obra, el diario El Progreso de Barcelona comentó lo siguiente en su crónica del 11 de noviembre de 1932: “La obra estrenada ayer en el Teatro Cómico podemos asegurar, sin temor a equivocarnos, que durará en cartel, pues reúne todas las condiciones para seguir con éxito durante largo tiempo. El primer número del ‘Bobín’ se repitió ante los insistentes aplausos del público, luego vino el del chotis ‘Nicéforo’, cuyas letras y música lograron prontamente popularidad. En el bailable ‘Hawai’, la pareja de bailarines consiguió un gran éxito, debiendo repetirlo. Gloria Guzmán (sustituida por Emilia Aliaga en fechas posteriores) recibió en todas sus acertadas intervenciones clamorosas ovaciones, especialmente en la ‘Canción Californiana’. El electorado, muy espléndido y artístico, culmina en el cuadro ‘cowboys’, brindándose en dicho número una clamorosa ovación al maestro Alonso, que le obligó a salir al palco escénico, ante la insistencia del público”.

“También en el intermedio del segundo acto, al ejecutar la orquesta el pasodoble ‘La modistilla’, otro de los números que pronto se popularizará, fue requerida por el público la presencia del maestro, que salió a recibir nuevos aplausos. La escena cómica del ‘Canto ruso’ tuvo que repetirse tres veces, y la presentación fastuosa del cuadro final ‘Verde y plata’ es de las que se recuerdan con gusto.”

Actualmente se pueden encontrar en el mercado dos grabaciones de este obra. En 2000, el sello discográfico Blue Moon, en su colección Serie Lírica, editó Doña mariquita de mi corazón y Mi costilla es un hueso, recuperando grabaciones de la época. También existe una grabación de Sonifolk en su colección La Revista Musical Española. Vol. 3., que incluye las obras Mi costilla es un hueso, 24 horas mintiendo y ¡Taxi, al cómico!

Opina sobre esta obra