Graná e mi Arma

Pasodoble escrito, en 1911, como recuerdo a la Granada que acaba de dejar para ir a Madrid.

Firmada por "Constancio" apareció en un periódico granadino, una carta dirigida al maestro Alonso, de la que extraemos un par de párrafos:

"Los pasodobles que usted confecciona bajo la feliz inspiración de una musa jovial y castiza, son impresionantes.
...
El último pasodoble de usted, estrenado con  éxito envidiable entre la alegría jovial de una fiesta de toros, se titula con feliz expresión Graná e mi arma. Detrás de este título, escrito en un castellano arbitrario pero castizo, se adivinan la nostalgia honda y evocadora del granadino ausente."

Opina sobre esta obra